COLEGIO OFICIAL DE DELINEANTES Y DISEÑADORES TÉCNICOS DE LEÓN

BREVE HISTORIA DE LA DELINEACIÓN

Desde la prehistoria los primeros hombres utilizaron el dibujo como una forma de comunicación, por medio de figuras de tamaño reducido, situados en zonas rocosas, covachas y el interior de cuevas.

Es una profesión tan antigua como la humanidad, pues hacia el año 12000 a.C. los dibujos asentaban e ilustraban varios aspectos de la experiencia prehistórica humana.

 

Desde estos tiempos, muy remotos se ha usado un lenguaje universal, un lenguaje gráfico, que permitió a los más antiguos hombres comunicar sus ideas y pensamientos entre sí. El ser humano desarrolló la representación gráfica en dos direcciones distintas, atendiendo a su propósito: La Artística y Técnico.

 

En la antigua Grecia, grandes sabios como Tales de Mileto o Pitágoras estudiaron y descubrieron las propiedades de las diversas figuras en el plano y el espacio, así como las relaciones entre ellas. Esta rama de la matemática a la que llamaron Geometría (o medida de la tierra) es la base de todo dibujo.

 

La profesión de delineante en España con sus primeros documentos se remonta al reinado de Felipe II.

 

Existen nóminas de esa época en los que se atestigua que a los Delineantes del Rey se les pagaban unos honorarios de 4 reales diarios.

 

En 1583, Juan de Herrera, Director de obra del Escorial crea y se convierte en Director de la Real Academia de Matemática y Delineación.

 

La Real Conservatorio de Artes instituido en Madrid en 1824, en que se impartieron las enseñanzas de delineación durante más de 25 años.

 

Se publica en 1882 una Real Orden que aparece por primera vez la denominación de la profesión de Delineante para dar nombre al cuerpo de funcionarios delineantes de Fomento al servicio del  Ministerio.

 

Del citado cuerpo de delineantes como complemento, la Real Orden en  1904, funda el cuerpo auxiliar de la profesión de Delineantes. Otras disposiciones posteriores crearon distintos cuerpos especiales de Delineantes Proyectistas.

 

Las funciones que pueden desarrollar los Delineantes es juiciosamente reconocido por la Orden en 1946 del Ministerio de trabajo, que ordena para el campo de la construcción y las obras públicas las competencias de los Delineantes Proyectistas, señalando entre sus atribuciones las de “estudiar toda clase de proyectos, desarrollar la obra que haya de construirse, realizar lo que personalmente concibe según los datos y condiciones técnicas exigidas por los clientes según la naturaleza de la obra, levantar planos topográficos, efectuar replanteos y mediciones”.

 

La ley Orgánica de la Formación Profesional Industrial del año 1955, establece los estudios reglados de la profesión de Delineante (delineante y delineante proyectista), creándose las titulaciones de Oficial industrial delineante y Maestro industrial delineante.

 

La Ley General de Educación y Financiación del Sistema Educativo de 1970 posteriormente cambió las titulaciones de “Oficial Industrial Delineante” y Maestro Industrial Delineante”  por las de “Técnico Auxiliar en Delineación” y “Técnico Especialista en Delineación” en sus distintas especialidades.

 

Estos títulos de Técnico Superior en desarrollo de proyectos son los únicos que actualmente dan acceso a la profesión de Delineante Proyectista, con la vigente ordenación de la Formación Profesional y del sistema educativo superior.

 

La organización colegial de los Delineantes tiene su origen en la “Agrupación Sindical de Delineantes” contenida en “Sindicato Nacional de Actividades Diversas” formado por el Decreto en 1950. El Decreto 219/1973, del 8 de febrero, creó el Colegio Profesional Sindical de Delineantes en el marco de la Ley 2/1971.

 

UN NUEVO TÉCNICO SUPERIOR

 

Para ejercer como Delineante es preciso encontrarse en posesión de uno de los títulos de Técnico Superior que especifica el Real Decreto 777/1998, que acreditan para el ejercicio de una profesión titulada.

 

El Delineante Técnico tiene la competencia general del análisis, la síntesis y la superioridad del lenguaje gráfico, íntimamente dentro de los campos específicos de la ilustración, prensa periódica, en empresas editoriales, agencias de publicidad y estudios de diseño gráfico, producciones de cine, televisión y ejercicio independiente de la profesión para la posterior comercialización.

 

LA PROFESIÓN DE DELINEANTE Y SU FORMACIÓN

 

Los nuevos títulos de Técnico Superior  también habilitan para ejercer una profesión estableciendo una estrecha relación entre el título y la actividad profesional, ya que habitualmente los títulos universitarios eran los únicos que habilitaban directamente para el ejercicio de profesiones específicas.

 

Concretamente a los ciclos correspondientes al Delineante Proyectista en sus diversas modalidades, se les confiere el Título de Técnico Superior, en la correspondiente especialidad.

 

Los nuevos títulos de Técnico Superior en Delineación, son la implantación de los denominados ciclos formativos de grado superior, a los que se accede, normalmente, desde el sistema educativo, y en concreto, después de finalizar el Bachillerato y como opción a la formación universitaria.

 

Intranet